Armando Guedez Rodríguez: Los cinco principales beneficios del ajedrez

El ajedrez depende de ti, tú inviertes tiempo en estudiar, inviertes tiempo en competir en torneos, pasas el tiempo analizando tus derrotas y encontrando tus debilidades. Con todo este trabajo se desarrolla un sentido de seguridad en ti mismo. Incluso en temporadas malas de estancamiento en tu desarrollo, el trabajo puede ayudarte a aumentar tu resistencia y tu autoestima.

Pero, ¿cómo puede ayudarnos esta actividad en nuestra vida diaria? ¡Veamos cuáles son los principales 5 beneficios de aprender a jugar al ajedrez y practicarlo!

El ajedrez tiene el poder de unir a las personas.

El ajedrez es uno de los juegos más antiguos del mundo, pues se remonta a hace más de 1500 años. El ajedrez ha evolucionado a medida que se extendía por todo el mundo hasta convertirse en el juego que jugamos hoy en día. Como resultado, este viaje ha unido a personas de distintas culturas, edades y trasfondos en torno a su pasión compartida por el juego.

El ajedrez te enseña a ganar y perder.

Por supuesto, a todo el mundo le gusta ganar, pero es igualmente importante aprender a aceptar la derrota. Como suele decirse, a veces te toca dar una lección y a veces te toca recibirla. Lo que es más importante: trata de aprender de esas derrotas y aprovecharlas para convertirte en un mejor jugador. Al igual que en la vida real, necesitamos volver a ponernos en pie tras un fracaso y salir de él más fuertes y sabios. Ganar con elegancia es una cualidad que nos puede enseñar el ajedrez.

El ajedrez ayuda a los niños a entender la consecuencia de sus actos. 

El boom del ajedrez escolar en todo el mundo ha crecido de manera constante durante la última década. Pero lo más importante no es que estos niños lleguen a ser grandes ajedrecistas o que alcancen un Elo alto, sino que el ajedrez enseña a los niños desde pequeños que sus elecciones tienen consecuencias, tanto buenas como malas. Si piensas bien tus movimientos y tratas de hacer la mejor jugada posible, serás recompensado, mientras que si juegas demasiado rápido y tomas decisiones apresuradas, puedes sufrir consecuencias negativas.

El ajedrez te ayuda a concentrarte.

Como dijo Bobby Fischer, «El ajedrez requiere una concentración total». Un ajedrecista puede hacer jugadas como un gran maestro durante 30 movimientos y luego distraerse en el 31 y cometer un error básico que le hace perder la partida. Esta concentración profunda es útil en el día a día al enfrentarte a los deberes del colegio, las tareas diarias y los plazos de entrega.

El ajedrez es una gran herramienta educativa para los colegios. 

Los programas de antes, entre y después de clases son tremendamente populares y con razón. El ajedrez es una actividad de bajo coste para los niños y pueden aprenderlo en la misma escuela. En una clase o club de ajedrez pueden participar niños de diferentes edades y trasfondos y los de necesidades especiales, también.

Armando Guedez Rodríguez: ¿Por qué hay que estudiar ajedrez?

Quienes no juegan al ajedrez no entienden muchas veces la razón por la cual debe estudiarse el juego. Su visión es simplista y si estas personas antes han jugado, piensan que un poco de práctica los pondría a muy buen nivel. La realidad es que es una concepción equivocada producto de la ignorancia sobre la complejidad del juego que amamos. Pero ¿por qué hay que estudiar ajedrez? Hay muchas razones para ello.

La primera es que un ajedrecista, por más brillante que sea, se apoya muchas veces gracias a las partidas ilustrativas de los viejos maestros del pasado. Así, podemos entender por qué en la partida Winter-Capablanca, del Congreso de la Victoria, en 1918, muestra el plan equivocado del conductor de las blancas y la maniobra instructiva del genial cubano para hacerse con la ventaja y poco después, con la victoria.

Y es que, probablemente todos pensemos que si nos dan el tiempo suficiente, podremos encontrar los planes más sofisticados, elaborados o sutiles que los grandes ajedrecistas nos han mostrado en sus mejores partidas, pero de nuevo aquí, quienes así piensan, se equivocan. La realidad es que si vemos mucho ajedrez, si hacemos muchos ejercicios de táctica, estaremos creando un «catálogo» mental de una serie de posiciones típicas con sus respectivas maniobras, las cuales podremos observar cómo se ejecutaron si al analizar la posición no encontramos cómo resolverla.

Y este bagaje de posiciones nos tiene que dar una ventaja cuando jugamos en una partida. Hay un buen número de posiciones conocidas y de cómo deben tratarse, producto de las neuronas de muchos maestros que enseñaron a tratarlas. Por ejemplo, la partida entre Judit Polgar – Berkes, F., Budapest 2003.

La idea de la partida de Judit Polgar (que fue la más brillante del Informador Ajedrecístico en su momento), presupone un bloqueo para evitar que el rival pueda abrir las líneas, en este caso, la columna «h». Gracias a ello, Judit ganó una brillante partida. La pregunta ahora es si esto podría servir de algo. Si se conoce la idea del bloqueo, se podrá ver que es totalmente aplicable.

Armando Guedez Rodríguez: Conoce los detalles de la apertura de los Cuatro Caballos

La apertura de los cuatro caballos es muy antigua y conocida. Los caballos pueden desarrollarse en cualquier orden, y acabamos en la posición a la que da origen a esta apertura. Es una forma de jugar idónea para principiantes puesto que se evitan los intercambios de peones complejos. Es una apertura sólida y simétrica, quizás el blanco pueda no tener la ventaja que prometen otras aperturas, pero siempre es posible encontrar planes de juego agudos.

Origen de la apertura

Antes de la Primera Guerra Mundial, la Apertura  de los Cuatro Caballos era muy popular. Tarrasch, Schlechter, Maroczy y Janowski la jugaban regularmente, y Alekhine incluye varios ejemplos en su primera colección de partidas. Hacia 1930, sin embargo, había perdido su atracción, porque los maestros la consideraban banda y tablista. La falta de amenazas y la estructura simétrica parecían plantearle problemas a las negras para igualar.

¿Por qué es recomendable para principiantes?

Es recomendable porque sigue los principios clásicos del ajedrez:

  • Desarrollar los caballos antes que los alfiles
  • Ocupar y controlar el centro
  • Enrocarse en las primeras 10 jugadas
  • No malgastar jugadas de peón
  • Agilizar al máximo el desarrollo
  • Desarrollar los caballos hacia el centro del tablero

Por esta razón, si eres principiante, podrás tener al alcance de tu mano una apertura que sabes que no quiebra ningún principio elemental.

¿Por qué es útil para jugadores avanzados?

Se recomienda esta apertura para jugadores avanzados por las siguientes razones:

  • Es un arma ideal para jugar contra la sólida Defensa Petrov sin tener que aprender la teoría de esta Defensa.
  • Se trata de una apertura correcta y con muchísima historia.
  • Es una apertura todavía por explorar, que está abierta a la creatividad del jugador y en la que aportar nuevas jugadas que se salgan de la teoría no desestabiliza demasiado los esquemas iniciales.
  • Existen muchísimas partidas de la élite, por ejemplo de Wei Yi, que son un caldo de cultivo idóneo para aprender la apertura desde un punto de vista moderno.
  • Es una buena arma para sorprender a tu rival si, por ejemplo, juegas apertura española.

Armando Guedez Rodríguez: Cuatro virtudes para ser un buen jugador de ajedrez

Todas ellas se pueden trabajar, es decir, no son cualidades innatas. Puede ser que algunos jugadores de ajedrez tengan más o menos facilidad para desarrollarlas con éxito, pero con trabajo e interés todo buen ajedrecista debería acabar teniendo, por lo menos en cierto grado, las cualidades que se expone a continuación.

1.- Ser Apasionado del ajedrez

Aunque no se ha ordenado por grado de importancia esta lista, es importante insistir en que probablemente esta cualidad sea la que acabe teniendo más peso, puesto que el verdadero apasionado del ajedrez encontrará la motivación necesaria para trabajar y esmerarse en conseguir las cualidades que siguen a este punto.

2.- Tener Confianza en sí mismo

Sin duda ésta es una cuestión de carácter psicológico muy importante, especialmente para los niños y adultos que participan en torneos de ajedrez.

3.- Saber Aprender de las derrotas.

Es fundamental saber extraer las lecciones pertinentes de las partidas que se juegan. En realidad no sólo de las derrotas, sino de todas las que disputamos. Para ello el análisis de esas partidas es una tarea que los niños deberían incluir en su rutina de estudio, bien sea con su entrenador, en caso de que dispongan de él, o por lo menos por su cuenta.

Pero si olvidamos las partidas que jugamos y no nos esforzamos en buscar las razones que nos llevan a cometer ciertos errores, estaremos olvidando una de las cuestiones fundamentales para el progreso del jugador de ajedrez. El mítico Mihail Botvinnik, patriarca de la Escuela Soviética de Ajedrez, hacía mucho hincapié en ello.

4.- Saber adaptarse a los ritmos de juego

Hoy en día son varios los ritmos de juego de los diferentes torneos en los que participamos. En los torneos de partidas lentas se ha impuesto el ritmo de 90 minutos para toda la partida más 30 segundos de incremento por jugada, pero en los torneos de ritmos más cortos encontramos partidas de 5, 10, 15, 20 o 30 minutos sobre todo, con diferentes tipos de incremento. La práctica regular de partidas en estos ritmos de juego es fundamental.

Armando Guedez Rodríguez: Cinco claves para una buena apertura de ajedrez

Las primeras jugadas de una partida de ajedrez puede que sean las jugadas más importantes que realices. En esos moviemintos, establecerás tus planes iniciales y pelearás por tu espacio en el tablero. La mayoría de los principiantes no necesitan memorizar aperturas exactas y en lugar de ello deben centrarse en buenos principios de apertura como controlar el centro y desarrollar las piezas.

Sin embargo, es bueno conocer algunas aperturas, puesto que son comunes y ayudan a crear buenos planes. Aun así, recuerda no memorizar demasiado o pronto te verás perdido en un mar de variantes.

Por esa razón te recomendamos algunas de las mejores aperturas de ajedrez para desconcentrar a tu oponente y llevar la delantera:

  • Apertura Italiana
  • Defensa Siciliana
  • Defensa Francesa
  • Ruy López
  • Defensa Eslava

Apertura Italiana

Las partidas con la apertura italiana comienzan con 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4. El objetivo es controlar el centro de manera rápida con el peón y el caballo y después colocar el alfil en una de las casillas más peligrosas. También estás preparando enrocarte de manera segura.

Defensa Siciliana

La Defensa Siciliana es la opción más popular con negras, escogida por los jugadores agresivos. Normalmente, las blancas juegan 2.Cf3 y 3.d4 lo que ganará espacio central, pero permitirá a las negras beneficiarse del intercambio de un peón de alfil por un peón central.

Defensa Francesa

La defensa francesa es una de las primeras aperturas estratégicas que todo ajedrecista debería aprender. Después de e5 (ahora o después), ambos jugadores tendrán una cadena de peones. Uno de los riesgos de la defensa francesa es el alfil de c8, el cual tendrá problemas para ser desarrollado.

Ruy López

La Ruy López es una de las aperturas más antiguas y más clásicas de todas. Su nombre viene después de que un obispo español escribiera uno de los primeros libros de ajedrez. La Ruy López ataca el caballo que defiende el peón de e5. Las blancas esperan utilizar a este ataque para crear más presión en el centro rival.

La Defensa Eslava

La defensa eslava es una apertura sólida, la cual defiende el peón d5 de manera segura. Las negras pueden desarrollar sus piezas de manera natural, pero normalmente tendrán menos espacio.

Armando Guedez Rodríguez: Conoce la historia del niño refugiado que ahora es campeón de ajedrez en Nueva York

A sus ocho años, Tanitoluwa Adewumi, mejor conocido como Tani, ha tenido que vivir el horror de huir de Nigeria, su país de origen, por culpa del terrorismo. Allí vivía con su madre, Oluwatoyin Adewumi, su padre, Kayode Adewumi y con su hermano mayor.

Ahora, tras haber pasado por un centro para personas sin hogar de Nueva York, Tani se ha proclamado campeón escolar de ajedrez de la ciudad, logrando, además, que su mérito haya servido para conseguir un hogar para su familia y para ayudar a otras personas.

La inspiradora historia de este pequeño de 8 años de edad ha llamado la atención de los medios de comunicación de todo el mundo. Y es que, hasta hace un año, Tani no sabía jugar al ajedrez. Lo aprendió en ese tiempo y lo hizo tan bien que los neoyorquinos ya le han calificado como un prodigio de este juego.

Miedo a Boko Haram

Sus comienzos no fueron fáciles. En el 2017, los Adewumi tuvieron que huir de Nigeria por temor a los ataques terroristas de Boko Haram. Aquel año la familia llegó a Nueva York y estuvieron viviendo en un refugio para personas sin hogar. El pequeño Tani fue admitido en la escuela primaria local y empezó a asistir a clases de ajedrez.

Durante un año, Tani, que algún día espera convertirse en un gran maestro, estuvo perfeccionando su técnica hasta convertirse en campeón escolar de ajedrez de la ciudad de Nueva York.

Un hogar y recaudación de fondos

La repercusión de su historia y su propio mérito hicieron que la familia encontrase un hogar. Una persona anónima que se hizo eco de su situación ofreció a la familia un apartamento en el que quedarse. Además, el profesor de ajedrez del niño inició una recaudación de fondos en GoFundMe donde llevan recaudados más de 200.000 dólares (más de 177.000 euros).

La familia quiere que el dinero sirva para ayudar a otros refugiados así que planean destinarlo a la Fundación Tanitoluwa Adewumi.