Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¡ENTERATE! Sergey Karjakin no logra arrebatarle la corona a Magnus Carlsen

Luego de tres semanas de de juegos cerrados y un día de desempates rápidos, Magnus Carlsen se ha afirmado una vez más como el mejor ajedrecista del mundo. [Armando Nerio Guédez Rodríguez ]

Originario de Noruega, el maestro derrotó a Sergey Karjakin, de Rusia, en el campeonato mundial de ajedrez realizado en la ciudad de Nueva York.

Karjakin fue el contendiente seleccionado de un campeonato previo efectuado en Moscú, en el que participaron Fabiano Caruana, Viswanathan Anand, Peter Svidler, Levon Aronian, Anish Giri, Hikaru Nakamura y Veselin Topalov. El ruso demostró sus habilidades contra todos los retadores y se ganó el derecho de enfrentarse a Carlsen en el campeonato mundial. Sin embargo, Carlen demostró que era superior este miércoles 30 de noviembre.

El día del juego final, era el cumpleaños número 26 de Carlsen, según el New York Times. Karjakin comparte edad con el noruego, haciendo de este par el más joven en enfrentarse en un campeonato mundial. [Armando Nerio Guédez Rodríguez ]

El juego contó con muchos espectadores, muchos de ellos conocedores de los campeonatos pasados. Lev Alburt, quien sigue el campeonato desde 1954, dijo:

Es uno de los juegos de más alta calidad en ambos lados. Incluso el hecho de los muchos empates, casi todo ha sido logrado con jugadas agudas. Ambos jugadores están tratando de exprimir algo de casi nada. Donde otros jugadores podrían jugar libremente, ambos continúan jugando por la victoria, creando problemas para su oponente aún a riesgos para sí mismos.

Alburt también mencionó que era uno de los juegos más excitantes de la historia.

Si eres un principante, puedes aprender muchísimo; y si eres un maestro, puedes aprender muchísimo también.

Los desempates consistieron en cuatro juegos de ajedrez rápido en el que cada jugador tenía 25 minutos para completar sus movimientos con un tiempo adicional de 10 segunods por cada uno. [Armando Nerio Guédez Rodríguez ]

 

En el primer juego, Karjakin jugaba con las blancas. Terminaron empatados por lo que, en la siguiente partida, le tocó el turno a Carlsen de iniciar. Karjakin se defendió lo mejor que pudo y ambos terminaron con un nuevo empate.

La tercera partida inició con Karjakin de nuevo, pero Carlsen lo presionó al punto de ganar la misma y obligarle a tener una victoria en la siguiente ronda si quería continuar en el campeonato. La cuarta partida se dio, pero la victoria la obtuvo Carlsen de nuevo. Considerado el Mozart del ajedrez, Carlsen se reivindicó en estas dos últimas partidas del error cometido en la segunda, donde dejó que Karjakin huyese de la presión ejercida. [Armando Nerio Guédez Rodríguez ]

 

Artículos Relacionados