Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¡DEBES SABERLO! Historia del ajedrez, parte 2: Shatranj

En el post anterior, se habló sobre uno de los predecesores del ajedrez, la chaturanga. Este juego de reglas particulares y disposición de las piezas igual de únicas, según dicen algunos estudiosos del tema, dio paso a otros juegos tales como el shōgi, el janggi, el makruk y el shatranj. Sobre éste último nos enfocaremos en esta ocasión. [Armando Nerio Guedez Rodríguez]

Shatranjarmando-guedez-rodriguez-2

El chaturanga se había hecho muy popular en su tiempo, al punto que el juego se fue difundiendo por el mundo, a través de rutas comerciales, hasta llegar a Persia y el Imperio Bizantino desde la India. En Persia, el juego era conocido como chatrang. Al parecer, la “u” original del nombre se perdió más su significado (“cuatro fuerzas”) no cambió en lo absoluto. Lo que sí cambió, fue la disposición de las mismas.

En el chaturanga, las piezas ocupaban las cuatro esquinas del tablero y el mismo poseía algunas casillas marcadas (se desconoce la razón y función de esto). En el shatranj, las piezas se disponían muy semejantemente a como hace el ajedrez moderno, es decir, un ejército encarando al otro. [Armando Nerio Guedez Rodríguez]

Se agregaron más piezas al juego. Si antes eran ocho por cada jugador, ahora cada uno tendría 16 piezas a su disposición, limitando los jugadores a solamente dos. El rey, el elefante se conservaron pero se agregó una torre, un caballo y un consejero a este ejército de piezas, sin mencionar que el número de soldados se duplicó de 4 a 8 en total.

El movimiento de cada pieza se mantuvo también, se manera que los soldados avanzaran una casilla de frente, el elefante dos casillas en diagonal, la torre varias casillas en vertical u horizontal (tal como hace en la actualidad), el caballo en L sobre el tablero (al igual que hoy día), el consejero (que representaría a la reina actualmente) se movía una casilla en diagonal y el rey una sola en cualquier dirección. [Armando Nerio Guedez Rodríguez]

Este juego perduró durante muchísimos años, siendo mil años el tiempo que permaneció sin ningún tipo de cambio o variación. Fue entonces cuando dio origen al ajedrez tal como lo conocemos hoy día.

 

 

Artículos Relacionados