Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Armando Guédez Rodríguez: ¡NO TE LO PIERDAS! Los finales de ajedrez, los principales mates

Armando Guédez Rodríguez– En ajedrez, la final de ajedrez es la tercera etapa del juego, después de la primera que es la apertura, seguida del medio juego.

En la final quedan pocas piezas sobre el tablero y el desenlace es inaplazable, este número, tipo y combinación de piezas determina la clasificación de esta tercera etapa, o sea los mates realizados con el material mínimo, que pueden confluir de dos formas diferentes: gradual o rápidamente.

Armando Guédez Rodríguez: ¡NO TE LO PIERDAS! Los finales de ajedrez, los principales mates
Armando Guédez Rodríguez: Los finales de ajedrez, los principales mates

En la final del juego, cada peón existente se vuelve más importante por su capacidad de avance y de llegar a la octava línea, valorizándose por ser esperanza de hacer ganar la partida. Así como el rey hasta ahora protegido se vuelve más activo, ya que no es tan amenazado por las diversas piezas existentes al inicio del juego, la pieza más poderosa en movimiento. Y, aun, la dama que es capaz de hacer jaque mate por sí sola.

Según lo referido, los finales en ajedrez pueden suceder acorde diversas combinaciones, por ejemplo: rey contra rey y peón; rey contra rey, alfil y caballo; rey contra rey y alfiles en colores diferentes; rey y torre, contra rey y torre, con o sin peones. Existen varios autores que se han dedicado a la composición de la final del juego, pues estos exigen ingenio, agudeza y originalidad de los movimientos necesarios y para muestrar la belleza del juegos. 

Alekséi Alekséyevich Troitski, ajedrecista ruso, es considerado uno de los expertos de este tipo de estudios sobre finales en ajedrez, una de sus combinaciones para una final es el de dos caballos contra un peón, descifrando que pese a que dos caballos no pueden dar jaque mate al rey por ellos mismos, el peón que sobrepase la línea permite el mate, pues evita las tablas por ahogamiento.

El ahogado ocurre cuando el jugador de quien es el turno no tiene jugadas legales para realizar y el rey no puede moverse a otras casillas porque quedaría en posición de jaque, o sea estaría atrapado y no tendría escapatoria, y además porque el jugador no tiene otras piezas. Durante los finales, el ahogado es un recurso que puede permitir empatar en una posición inferior.

En la final del juego, cada peón existente es la esperanza, así como el rey y la dama lo son para decidir el final del juego, encontrando el vencedor, el hacedor del mate, en definitiva el que se caracterice por su ingenio, agudeza y originalidad.

Armando Guédez Rodríguez

Artículos Relacionados