Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Armando Guedez Rodríguez: Conviértete en el mejor ajedrecista

Es una constante en todos los torneos en los que he podido participar, como jugador o como espectador, la gran cantidad de personas interesadas en “aprender” el arte de jugar ajedrez. Si bien la gran mayoría de nosotros ha tenido algún tipo de aproximación al juego desde la niñez, cuando se trata de dar esos primeros pasos es importante tener una guía o al menos algunos tips que nos permitan disfrutar de la experiencia. Te presento mi Top5 de consejos para iniciar o invitar a tu hijo, a sumergirte en este fascinante mundo de la estrategia.

Armando Guedez Rodríguez: Conviértete en el mejor ajedrecista

 

 

 

 

 

  • Las reglas son tus aliadas: Uno de los principales problemas de participar en un deporte competitivo, y ser principiante, es que si no conoces cuales son las reglas del juego es muy probable que termines frustrándote cuando no entiendas por qué no puedes hacer determinada acción. Además, ¿Quién no ha sido víctima de algún familiar astuto que sabe aprovecharse de nuestra inexperiencia?
  • Piensa en el largo plazo: Todas las piezas en el tablero tienen una finalidad y una función para el juego en sus diferentes etapas (temprana, media y final), por lo que es importante cuidar tanto a nuestros peones como a nuestra reina y prever cómo reaccionará nuestro rival.
  • Osadía no es lo mismo que sacrificio: Una de las cosas más frustrantes para quienes inician en este juego es darse cuenta de que la jugada maestra que tenían pensada no es viable o que un movimiento del rival ha convertido el sacrificio de nuestro caballo en el final de nuestra partida. Es importante tomarse el tiempo para pensar y analizar las jugadas, como dicen por ahí “De la prisa solo queda el cansancio”.
  • La fuerza de tu enemigo puede ser tu as bajo la manga: Muchas veces una partida puede dar un giro radical cuando atraemos a nuestro rival a una trampa y le hacemos creer que no sabemos lo que hacemos. Muchas estrategias de apertura, usadas para generar espectáculo, parten de esta premisa.
  • Diviértete: Al final el ajedrez es un juego y su finalidad es divertir y entretener. De nada sirve convertir un pasatiempo en una obligación, así que sin importar que tan bien o mal te vaya, disfruta del momento y que sea una experiencia agradable.

Estoy seguro que con estos consejos y práctica en muy poco tiempo lograrás mejorar tu juego y ser un gran ajedrecista. Nos vemos en el tablero.

Artículos Relacionados