Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Armando Guedez Rodríguez: Shogi y Janggi, ajedrez del lejano oriente

AGR-. Se dice que el ajedrez evolucionó del chaturanga, pero también existen otros juegos que parecen evolucionar o estar asociados al mismo juego de mesa indio y que guardan notables similitudes con el ajedrez aunque se hayan desarrollado en el otro lado del mundo. Uno de ellos es el shogi, también conocido como ajedrez japonés, y el otro es el janggi famoso en el mundo como el ajedrez coreano. Conoce las reglas generales y algunas curiosidades de estos juegos de ajedrez del lejano oriente.

Shogi

La traducción al español de esta palabra es: “el juego de mesa de los generales”. Estas son sus características más relevantes:

  • Se juega sobre un tablero de 9 filas por 9 columnas.
  • Cada jugador dispone de 20 piezas parecidas a las de mahjong, de manera que cada una está perforada con los ideogramas japoneses por ambas caras –antero en negro y reverso en rojo- para identificar su rol en el tablero: rey, generales de oro y plata, caballeros, lanceros, alfil, torre y peones. Además, poseen una punta en la parte superior que permite indicar a quién pertenece la pieza según hacia dónde apunte.
  • Las piezas capturadas pueden utilizarse por quien las capturó colocando la punta en dirección al oponente y perdiendo un turno para introducirlas de nuevo en el juego.
  • Existen dos formas de ganar: capturar al rey del oponente o haciendo de que éste se rinda.

Janggi

También se dice que proviene de la antigua forma de ajedrez chino Xiangqi que, a su vez, provino del chaturanga. Este juego posee estas particularidades:

  • El tablero no está compuesto por casillas sino por 10 líneas de largo y 9 líneas de ancho.
  • Las piezas son octogonales con caracteres en hanja en azul y rojo y son: general, oficial, elefante, caballo, torre, cañón, peón.
  • Aunque pueden ser partidas de corta duración debido al largo alcance de los elefantes y que los cañones pueden saltar sobre otras piezas, el janggi suele tener más de 100 jugadas base, por lo que se convierte en un juego mucho más lento que el ajedrez.

¿Te animas a jugar alguno de estos ajedrez asiáticos?… Recuerda que debes empezar por aprender a leer cada una de las piezas.

Por Armando Guedez Rodríguez

Artículos Relacionados