Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Armando Guedez Rodríguez: ¿Cómo funciona el reloj del ajedrez?

El reloj del ajedrez es un cronómetro doble y se utiliza para medir el tiempo que tiene cada jugador para pensar y realizar el movimiento de sus piezas durante una partida de ajedrez. Estos cronómetros son, entonces, dos indicadores de tiempo que no funcionan de manera simultánea: el cronómetro del jugador en turno permanece en marcha hasta que realice su jugada y detenga su reloj: es en este momento cuando se activa el cronómetro de su oponente, el cual permaneció detenido.

La evolución del cronómetro de ajedrez

Construir un reloj e introducirlo dentro de las reglas del ajedrez nació por la necesidad de controlar el tiempo total de las partidas y, de esta manera, evitar que éstas se alargaran por muchas horas o días. Fue así como cada jugador se vio en la necesidad de ajustar sus análisis de las jugadas en función del tiempo permitido.

Originalmente, los relojes de ajedrez poseían una tuerca en la parte posterior para “darle cuerda al reloj” y así hacer funcionar a este por un período mayor al tiempo de la partida. Estos modelos de relojes analógicos poseían, además, una “bandera” sostenida por el minutero durante los últimos tres minutos asignados para los movimientos de los jugadores. Al exceder el tiempo, el minutero dejaba caer la bandera y si el jugador no había logrado completar su jugada, perdía la partida.

En la actualidad se emplean relojes digitales cuyo funcionamiento depende de pilas. La aparición de estos modelos de relojes permite determinar con precisión cuál jugador agota su tiempo. Además, sentaron otros ritmos de juego entre los que destacan:

  • El sistema Fischer: incremento de segundos por cada jugada. Tanto este sistema de control de juego y la creación del reloj digital conocido como “reloj de Fischer” para dicho sistema fueron concebidos por el excampeón mundial de ajedrez Bobby Fischer y fue utilizado por primera vez en la memorable partida Fischer vs. Spassky.
  • Sistema Bronstein: incremento de segundos por cada jugada, pero sin exceder el tiempo inicial estipulado.

Artículos Relacionados