Armando Guedez Rodríguez: El rey ahogado, un recurso de defensa para salir del paso
Ajedrez

Armando Guedez Rodríguez: El rey ahogado, un recurso de defensa para salir del paso

Para jugadores nuevos en el ajedrez y para algunos que ya tienen cierta experiencia, el rey ahogado puede resultar un poco confuso. Se trata de un tipo de tablas o empate que ayudan al jugador que está perdiendo. Específicamente, es una situación en el ajedrez en la que el jugador al que le toca jugar no está en jaque pero no tiene jugadas legales disponibles.

Paso 1. ¡El rey NO está en jaque!

La última jugada de las blancas fue mover la dama de c4 a c7. A primera vista parece una jugada potente que atrapa el rey en la esquina. El problema es que el rey no está en jaque y no puede moverse. Dado que las negras no tienen más piezas para mover, ¡esta posición es un rey ahogado! Esto pasa muy a menudo en el ajedrez escolar. En esta situación, las negras están muy contentas. ¡En lugar de perder, consiguen hacer tablas!

Armando Guedez Rodríguez: El rey ahogado, un recurso de defensa para salir del paso

Paso 2. ¡No hay jugadas legales disponibles!

… b2?? ¡Sí, hasta los grandes maestros pueden caer en el error y permitir una posible defensa! Esta jugada parece muy potente debido al pincho, ¡pero tiene truco! 2. Txb2! Th2+ Aquí está. Ahora las negras pueden hacer un pincho al rey y la torre, o eso pensaba… 3. Rf3! Txb2 ¡Un increíble rey ahogado! Puedes ver que las blancas no tienen jugadas legales en esta posición y no están en jaque. ¡Es tablas!

Armando Guedez Rodríguez: El rey ahogado, un recurso de defensa para salir del paso

Paso 3. ¡El rey ahogado es un tipo de tablas!

Puede parecer injusto, pero incluso si tienes un montón de material más, si tu oponente no está en jaque y no tiene jugadas legales disponibles… ¡la partida acaba en tablas!

El rey ahogado es un gran recurso de defensa que puedes tratar de lograr cuando estás perdido y todo lo demás parece inútil. Se han salvado muchas partidas a lo largo de la historia con este recurso.