Armando Guedez Rodríguez: Aperturas de Ajedrez con Negras, guía definitiva para ganar
Ajedrez

Armando Guedez Rodríguez: Aperturas de Ajedrez con Negras, guía definitiva para ganar

Hoy día jugar de negras no es nada fácil. Los fuertes motores de análisis, un próspero mercado de libros de aperturas de ajedrez y muchísimos videos con explicaciones sencillas pero efectivas, han hecho crecer el conocimiento de las aperturas en el mundo del ajedrez.

Debido al crecimiento de Internet, cualquier jugador de ajedrez, viva en donde viva, tiene acceso a una amplia gama de útiles recursos para estudiar aperturas de ajedrez tanto para blancas como para negras. Incluso los jugadores de club promedio están en general bastante bien preparados para la apertura, puesto que es una de las fases del juego que más se suele estudiar a esos niveles.

Al llevar las piezas blancas, habitualmente no existe tanto riesgo de quedar perdido en menos de 20 jugadas. Pero jugar de negras significa que debemos estar muy bien preparados o tu rival puede ejercer una presión incontenible ya desde la apertura.

Claro que existen algunas excepciones a la regla y aperturas de negras como el Gambito Budapest (1.d4 Cf6 2.c4 e5!) que pueden llegar a ser letales para las blancas.

Diferencias entre jugar con negras o con blancas

“Las blancas deben apostar por el triunfo ¡y las negras por el empate!” – Evgeny Sveshnikov

A muchos ajedrecistas les cuesta jugar bien con las negras. El objetivo de este artículo es ayudarte a que afrontes con más confianza las partidas que juegas con negras. Porque si no tienes confianza con las piezas negras, ni siquiera un excelente repertorio de aperturas podrá ayudarte. Por eso es esencial comenzar por adquirir perspectiva acerca de las diferencias entre jugar con negras y jugar con blancas.

Ventajas de jugar con blancas

Hoy la mayoría de jugadores coinciden en que las blancas comienzan la partida con algo de ventaja. Pero hay excelentes libros de ajedrez como Ajedrez para Cebras: Pensar de Forma Diferente sobre Negras y Blancas, de Jonathan Rowson, quien afirma que mientras las blancas tienen algunas ventajas por realizar el primer movimiento, las negras tienen sus propias ventajas.

Primero que nada, las blancas tienen la oportunidad de jugar novedades agudas en la apertura que podrían desestabilizar a las negras inmediatamente si no están preparadas. En teoría las negras también tienen la posibilidad de una victoria rápida a partir de una apertura poderosa pero esto es mucho más difícil.

En segundo lugar, para las blancas es más sencillo forzar a su rival a jugar según su propio estilo. Si por ejemplo tú juegas 1.e4 y tu oponente elige la Defensa Pirc, tú igual puedes decidir si jugarás de forma muy agresiva con el Ataque Austríaco o apostar por una variante más tranquila y posicional como la Variante Fianchetto.